COMO SE GANAN LOS JUICIOS. EL ABOGADO LITIGANTE
Autor : Bailey - Francis Lee -
Año Edición: 2020
Edición: 1ª
Lugar de Edición: Argentina
Páginas: 228 - Vols.: 1
Encuadernación: Rústica
Idioma : Español

El presente libro está dirigido a  quienes deseen ejercer algún día en la prestigiada pero exigente especialidad del litigio. El autor indica que en esta carrera no hay atajos: una buena formación profesional del abogado litigante supone conocimientos y experiencia adquiridos en el aula, en el despacho de un abogado en ejercicio y en los tribunales, pero más que nada mucho esfuerzo y tesón para aprender por sí solo lo que ninguna escuela o persona puede enseñarle.

Sin embargo, el objetivo del libro no es desanimar, sino orientar a quienes se sienten capaces y aspiran a seguir esta carrera. F. Lee Bailey, quien es un litigante consumado, comparte generosamente con el lector los ´´secretos´´ de su exitosa carrera y explica cómo desarrollar y perfeccionar las habilidades necesarias para el litigio y, no menos importante, cómo evitar los errores más comunes en esta profesión, todo ello ilustrado con ejemplos y anécdotas, algunos tomados de su propia experiencia y relatados con ingenio.

El estilo directo y ameno es una de las cualidades de este libro, pero su valor principal reside en lo práctico de los consejos ofrecidos a los futuros litigantes y no sólo a ellos, porque las habilidades que se requieren para litigar son igualmente útiles en otras especialidades de la abogacía, trátese del Derecho Civil, Mercantil, el de Asuntos Laborales, Protección del Consumidor, etc. A ello se debe la gran aceptación que han tenido las distintas  ediciones  de este libro.

F. Lee Bailey
FRANCIS LEE BAILEY  (USA)

Abogado, profesor de la cátedra de derecho de la prestigiosa universidad de Harvard que ha escrito otros libros sumamente importantes para el buen desarrollo de estudiantes de derecho y cuyo brillante papel en casos como “El estrangulador de Boston y el del “Capitán Ernest Medina”, además del sonadísimo evento “de Patty Hearst”, señala que la formación profesional  de un abogado es damasiado importante para dejarla del todo a las escuelas de derecho, porque ninguna escuela independientemente de lo destacada que pueda ser, es capaz de enseñarle al futuro abogado todo lo que hay que saber sobre el ejercicio del derecho como profesión (y medio para vivir) y añade   asimismo que la preparación de un abogado es también trascendental como para dejar su carga total a los abogados en ejercicio. Él considera y estamos de acuerdo en todo lo que expresa en su texto, que para una preparación óptima, no sólo en el Derecho, se requiere de un equilibrio entre las experiencias en el aula, la sala el tribunal y en el bufete.

 Para nuestra sorpresa, porque se cree que todo lo que se foma en Estados  Unidos es lo máximo, Lee Bailey enfatiza en que las escuelas de Derecho en los Estados Unidos no han cumplido con su misión de formar a los abogados litigantes, en esto   incluye a la escuela donde él enseñaba, (Harvard).

 Lee Bailey dice que para entender mejor lo que hacen los abogados litigantes, se debe considerar que el ejercicio de la ley está estructurado en forma de una pirámide. En la base se hallan los clientes y sus abogados, que ejercen muchas especialidades diferentes, y hacen de todo lo que implica ese oficio, después vienen los abogados intérpretres de la ley.

Lo primero en el sistema piramidal, dentro del sistema legal, es el uso de la evidencia o prueba que es la informacion que un juez permite presentar ante un jurado, el juez de litigios actúa como árbitro entre los abogados y da instrucciones al jurado respecto a la ley o reglas que deben aplicarse a los hechos. También el juez de litigios tiene la función de un filtro con la información que le facilitan los abogados, el filtra  lo que puede conocer el jurado     que pueda ser utilizado para determinar los hechos.

El abogado, como el buen médico, debe garantizar una sólida protección al público, pero es una lástima que los tribunales no ofrezcan tal protección al ingenuo cliente se le hace creer que, si un abogado no fuera realmente capaz de tramitar un proceso judicial, el juez no le permitiría  manejar el caso y no es así con escasas excepciones, cualquiera que ejerza el derecho en general, puede entrar a la sala del tribunal y llevar un litigio, agrega el autor en este importante texto, con todas las vivencias que ha obtenido a traves de su importante ejercicio profesional como jurista brillante en los Estados Unidos. 

COMO SE GANAN LOS JUICIOS. EL ABOGADO LITIGANTE Autor : Bailey - Francis Lee -

$2.280
COMO SE GANAN LOS JUICIOS. EL ABOGADO LITIGANTE Autor : Bailey - Francis Lee - $2.280
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Praxis Jurídica Libros Talcahuano 437, CABA- Atención de Lunes a Viernes de 9 a 19:30 hs

    Gratis

COMO SE GANAN LOS JUICIOS. EL ABOGADO LITIGANTE
Autor : Bailey - Francis Lee -
Año Edición: 2020
Edición: 1ª
Lugar de Edición: Argentina
Páginas: 228 - Vols.: 1
Encuadernación: Rústica
Idioma : Español

El presente libro está dirigido a  quienes deseen ejercer algún día en la prestigiada pero exigente especialidad del litigio. El autor indica que en esta carrera no hay atajos: una buena formación profesional del abogado litigante supone conocimientos y experiencia adquiridos en el aula, en el despacho de un abogado en ejercicio y en los tribunales, pero más que nada mucho esfuerzo y tesón para aprender por sí solo lo que ninguna escuela o persona puede enseñarle.

Sin embargo, el objetivo del libro no es desanimar, sino orientar a quienes se sienten capaces y aspiran a seguir esta carrera. F. Lee Bailey, quien es un litigante consumado, comparte generosamente con el lector los ´´secretos´´ de su exitosa carrera y explica cómo desarrollar y perfeccionar las habilidades necesarias para el litigio y, no menos importante, cómo evitar los errores más comunes en esta profesión, todo ello ilustrado con ejemplos y anécdotas, algunos tomados de su propia experiencia y relatados con ingenio.

El estilo directo y ameno es una de las cualidades de este libro, pero su valor principal reside en lo práctico de los consejos ofrecidos a los futuros litigantes y no sólo a ellos, porque las habilidades que se requieren para litigar son igualmente útiles en otras especialidades de la abogacía, trátese del Derecho Civil, Mercantil, el de Asuntos Laborales, Protección del Consumidor, etc. A ello se debe la gran aceptación que han tenido las distintas  ediciones  de este libro.

F. Lee Bailey
FRANCIS LEE BAILEY  (USA)

Abogado, profesor de la cátedra de derecho de la prestigiosa universidad de Harvard que ha escrito otros libros sumamente importantes para el buen desarrollo de estudiantes de derecho y cuyo brillante papel en casos como “El estrangulador de Boston y el del “Capitán Ernest Medina”, además del sonadísimo evento “de Patty Hearst”, señala que la formación profesional  de un abogado es damasiado importante para dejarla del todo a las escuelas de derecho, porque ninguna escuela independientemente de lo destacada que pueda ser, es capaz de enseñarle al futuro abogado todo lo que hay que saber sobre el ejercicio del derecho como profesión (y medio para vivir) y añade   asimismo que la preparación de un abogado es también trascendental como para dejar su carga total a los abogados en ejercicio. Él considera y estamos de acuerdo en todo lo que expresa en su texto, que para una preparación óptima, no sólo en el Derecho, se requiere de un equilibrio entre las experiencias en el aula, la sala el tribunal y en el bufete.

 Para nuestra sorpresa, porque se cree que todo lo que se foma en Estados  Unidos es lo máximo, Lee Bailey enfatiza en que las escuelas de Derecho en los Estados Unidos no han cumplido con su misión de formar a los abogados litigantes, en esto   incluye a la escuela donde él enseñaba, (Harvard).

 Lee Bailey dice que para entender mejor lo que hacen los abogados litigantes, se debe considerar que el ejercicio de la ley está estructurado en forma de una pirámide. En la base se hallan los clientes y sus abogados, que ejercen muchas especialidades diferentes, y hacen de todo lo que implica ese oficio, después vienen los abogados intérpretres de la ley.

Lo primero en el sistema piramidal, dentro del sistema legal, es el uso de la evidencia o prueba que es la informacion que un juez permite presentar ante un jurado, el juez de litigios actúa como árbitro entre los abogados y da instrucciones al jurado respecto a la ley o reglas que deben aplicarse a los hechos. También el juez de litigios tiene la función de un filtro con la información que le facilitan los abogados, el filtra  lo que puede conocer el jurado     que pueda ser utilizado para determinar los hechos.

El abogado, como el buen médico, debe garantizar una sólida protección al público, pero es una lástima que los tribunales no ofrezcan tal protección al ingenuo cliente se le hace creer que, si un abogado no fuera realmente capaz de tramitar un proceso judicial, el juez no le permitiría  manejar el caso y no es así con escasas excepciones, cualquiera que ejerza el derecho en general, puede entrar a la sala del tribunal y llevar un litigio, agrega el autor en este importante texto, con todas las vivencias que ha obtenido a traves de su importante ejercicio profesional como jurista brillante en los Estados Unidos.