LIBRERIA JURIDICA
TALCAHUANO 437
TEL 114381-7140
$27.400
3 x $9.133,33 sin interés
10% de descuento pagando con Transferencia o depósito bancario
Ver más detalles
ENVIO GRATIS SUPERANDO LOS $180.000
Entregas para el CP:
Envío gratis superando los
Medios de envío
Calcular
No sé mi código postal
Nuestro local
  • Praxis Jurídica Libros - Talcahuano 437, CABA- Atención de Lunes a Viernes de 9 a 19:00 hs

    Gratis

Descripción

ALIENACIÓN PARENTAL Y CUSTODIA
COMPARTIDA
Un desafío al Trabajo Social en la protección de los más
indefensos: los niños y niñas alienados
Autor: Carlos Montaño
Formato:16x23 - Páginas:310 - ISBN: 978-950-802-451-0

VER➡➡ INDICE

La práctica de Alienación Parental (que no debe ser confundida
con la llamada Síndrome de Alienación Parental) consiste en el conjunto de acciones que viola el derecho fundamental de los niños/
as a la convivencia familiar con ambas referencias parentales. Tal
práctica, en una sociedad en transición – a partir del crecimiento de
los divorcios, de las nuevas configuraciones familiares, de las conquistas feministas en el mercado de trabajo y en la vida pública, y
de la concomitante mayor presencia masculina en el cuidado de los
niños –, la cual aún no ha procesado consensos sobre la situación
de los hijos a partir de la separación conyugal, se convierte en un
fenómeno social, en una manifestación de la “cuestión social”, que
expresa uno de los principales dramas de la familia contemporánea.
En tal contexto social, las familias recurren al ámbito judicial para dirimir sobre la custodia de los hijos. Las leyes procuran orientar este
proceso. Así, la doctrina del superior interés de los niños expresa la
necesidad del doble referencial parental, siendo la Custodia Compartida en general el mejor camino para garantizar los derechos de
los niños. Aún más, tal modalidad de custodia funciona también
como un antídoto contra la Alienación Parental.
El Trabajo Social, como uno de los principales peritos judiciales,
amparados en sus códigos de ética, en el principio de igualdad
de género y parental, y en los superiores derechos del niño/a (a
la formación de su identidad, a la integridad física y psicológica,
a la convivencia familiar), debe orientar su acción al combate de
la Alienación Parental y a la garantía de los derechos del niño/a,
particularmente a la convivencia con ambos genitores