Curso de Teoría del Derecho
Martínez Roldán, Luis
Fernández Suarez, Jesús A.
ISBN: 9788434400115
Editorial: Editorial Ariel
Fecha de la edición: 2012
Lugar de la edición: Barcelona. España
Colección: Ariel Derecho
Encuadernación: Rústica
Medidas: 24 cm
Nº Pág.: 256
Idiomas: Español
Papel: Rústica


Resumen
La finalidad de este Curso de Teoría del Derecho no es tanto el proporcionar el aprendizaje de una serie de datos, sino más bien el desarrollar la capacidad de razonamiento y la reflexión crítica sobre «el problema jurídico» de forma global. Ello no quiere decir que se mueva en el mundo vacío de los conceptos abstractos y metafísicos, pero sí intenta proporcionar al profesional del Derecho una estructura de conceptos y categorías lógicas para que desde ellas pueda comprender mejor y abordar de forma crítica las distintas cuestiones particulares que un determinado ordenamiento jurídico pueda plantear.

Decía Austin: «Si las Cámaras contaran con un número suficiente de miembros así formados se evitarían muchas leyes injustas e imperfectas». Y si contásemos con un número suficiente de jueces y abogados así formados incluso ese posible grado de injusticia e imperfección de algunas leyes podría ser subsanado en el momento de la aplicación y siempre, por supuesto, dentro del marco de nuestro ordenamiento y con absoluto respeto a los principios de todo Estado de Derecho.

Curso de Teoría del Derecho Martínez Roldán, Luis Fernández Suarez, Jesús A.
$2.060,00
Cantidad
Curso de Teoría del Derecho Martínez Roldán, Luis Fernández Suarez, Jesús A. $2.060,00

Conocé nuestras opciones de envío

Curso de Teoría del Derecho
Martínez Roldán, Luis
Fernández Suarez, Jesús A.
ISBN: 9788434400115
Editorial: Editorial Ariel
Fecha de la edición: 2012
Lugar de la edición: Barcelona. España
Colección: Ariel Derecho
Encuadernación: Rústica
Medidas: 24 cm
Nº Pág.: 256
Idiomas: Español
Papel: Rústica


Resumen
La finalidad de este Curso de Teoría del Derecho no es tanto el proporcionar el aprendizaje de una serie de datos, sino más bien el desarrollar la capacidad de razonamiento y la reflexión crítica sobre «el problema jurídico» de forma global. Ello no quiere decir que se mueva en el mundo vacío de los conceptos abstractos y metafísicos, pero sí intenta proporcionar al profesional del Derecho una estructura de conceptos y categorías lógicas para que desde ellas pueda comprender mejor y abordar de forma crítica las distintas cuestiones particulares que un determinado ordenamiento jurídico pueda plantear.

Decía Austin: «Si las Cámaras contaran con un número suficiente de miembros así formados se evitarían muchas leyes injustas e imperfectas». Y si contásemos con un número suficiente de jueces y abogados así formados incluso ese posible grado de injusticia e imperfección de algunas leyes podría ser subsanado en el momento de la aplicación y siempre, por supuesto, dentro del marco de nuestro ordenamiento y con absoluto respeto a los principios de todo Estado de Derecho.