Empresas familiares: Herramientas de planificaci¢n y profesionalizaci¢n. Autor: Carlos Molina Sandoval

Empresas familiares: Herramientas de planificación y profesionalización.
Autor: Carlos Molina Sandoval  
Editorial: Errepar 
Materia: Derecho Comercial 
Páginas: 450
Número de edición: 1
Fecha de edición: 2014-10-01
Encuadernación: Encuadernado


Reseña: La problemática de la empresa familiar requiere de un estudio de temas societarios, contractuales, laborales, concursales, fiscales y sucesorios, que tenga un eje metodológico concreto y aborde de manera práctica la interrelación entre la familia, la empresa y su gestión.

Dichas disciplinas no son compartimentos estancos, sino que están absolutamente relacionadas entre sí y deben tener una mirada más amplia de la empresa familiar, considerando los aspectos psicológicos (de una familia o una organización empresarial de base familiar), la cuestión del management (en función de estrategias, no solo de la dirección del negocio familiar, sino de la familia como su dueña), la solución de los conflictos (pues su base familiar requiere un enfoque diferente), la gestión de los recursos humanos (teniendo en cuenta las dificultades que genera la evaluación de familiares y la interacción de estos con los otros empleados), la sucesión del líder (y las herramientas de coaching que se pueden utilizar), la política de retribuciones y de distribución de las ganancias (no solo a los empleados familiares y no familiares, sino también a los directores y a los mismos accionistas de la sociedad), el esquema de financiamiento (y la aprensión a financiarse con capitales externos), los problemas de marketing (ya que muchas veces la base familiar suele ser un elemento de venta muy importante), etc.
El carácter familiar de la empresa implica un comportamiento particular en las personas que dirigen, poseen y/o gobiernan la compañía con la pretensión de moldear y perseguir la visión de grupo dominante familiar (que se configura como un grupo de poder capaz de controlar los recursos de la empresa) y de mantener la empresa en el tiempo.
En definitiva, la familia puede ser testigo de problemas, pero también trae como corolario la confianza entre sus miembros y un especial cuidado y protección entre ellos, a la vez que un cúmulo de horizontes, intereses, retos y desafíos, conocimiento del producto y de los competidores, etc., que se va incorporando a cada uno de sus miembros de una manera natural.

Empresas familiares: Herramientas de planificaci¢n y profesionalizaci¢n. Autor: Carlos Molina Sandoval
$1.120,00
Cantidad
Empresas familiares: Herramientas de planificaci¢n y profesionalizaci¢n. Autor: Carlos Molina Sandoval $1.120,00

Conocé nuestras opciones de envío

Empresas familiares: Herramientas de planificación y profesionalización.
Autor: Carlos Molina Sandoval  
Editorial: Errepar 
Materia: Derecho Comercial 
Páginas: 450
Número de edición: 1
Fecha de edición: 2014-10-01
Encuadernación: Encuadernado


Reseña: La problemática de la empresa familiar requiere de un estudio de temas societarios, contractuales, laborales, concursales, fiscales y sucesorios, que tenga un eje metodológico concreto y aborde de manera práctica la interrelación entre la familia, la empresa y su gestión.

Dichas disciplinas no son compartimentos estancos, sino que están absolutamente relacionadas entre sí y deben tener una mirada más amplia de la empresa familiar, considerando los aspectos psicológicos (de una familia o una organización empresarial de base familiar), la cuestión del management (en función de estrategias, no solo de la dirección del negocio familiar, sino de la familia como su dueña), la solución de los conflictos (pues su base familiar requiere un enfoque diferente), la gestión de los recursos humanos (teniendo en cuenta las dificultades que genera la evaluación de familiares y la interacción de estos con los otros empleados), la sucesión del líder (y las herramientas de coaching que se pueden utilizar), la política de retribuciones y de distribución de las ganancias (no solo a los empleados familiares y no familiares, sino también a los directores y a los mismos accionistas de la sociedad), el esquema de financiamiento (y la aprensión a financiarse con capitales externos), los problemas de marketing (ya que muchas veces la base familiar suele ser un elemento de venta muy importante), etc.
El carácter familiar de la empresa implica un comportamiento particular en las personas que dirigen, poseen y/o gobiernan la compañía con la pretensión de moldear y perseguir la visión de grupo dominante familiar (que se configura como un grupo de poder capaz de controlar los recursos de la empresa) y de mantener la empresa en el tiempo.
En definitiva, la familia puede ser testigo de problemas, pero también trae como corolario la confianza entre sus miembros y un especial cuidado y protección entre ellos, a la vez que un cúmulo de horizontes, intereses, retos y desafíos, conocimiento del producto y de los competidores, etc., que se va incorporando a cada uno de sus miembros de una manera natural.